La Colitis

Remedios para la colítis

La inflamación es una respuesta natural del organismo ante una agresión externa (virus, bacterias, toxicidad, etc.). Si se produce algúnfallo en el proceso de curación natural cuando el cuerpo está tratando de recuperar ese daño, es cuando se origina la inflamación.

“Hay dos tipos de inflamación: aguda y crónica.

La aguda dura unos días hasta que la causa se resuelve, el problema es cuando el organismo no es capaz de acabar con el origen que provoca la inflamación y esta se vuelve crónica pudiendo durar meses o años.

La inflamación crónica, por su parte, está relacionada, con una alimentación inadecuada rica en alimentos proinflamatorios, con estrés crónico, exposición a tóxicos, tabaco, exceso de alcohol, sobrepeso, alteraciones intestinales.

El consumo de alimentos antiinflamatorios “puede ayudar a reducir síntomas de depresión, ansiedad, diabetes, asma, enfermedades coronarias, hipotiroidismo, reflujo gastroesofágico, úlceras y trastornos digestivos e intestinales en general como la colitis, fibromialgia, y un largo etcétera.

Aunque la mayoría de los alimentos del mundo vegetal, especialmente las verduras, hierbas y especias, cuentan con estas propiedades, es cierto que algunos comestibles tienen una capacidad antiinflamatoria mayor y además han sido más estudiados. Algunos son más exóticos y otros pueden hallarse sin problema en el menú diario.

La cúrcuma, también conocida como oro de la india, se utiliza como especia y como hierba medicinal. Sus propiedades antiinflamatorias se conocen y estudian desde los orígenes, en la medicina tradicional china y se destaca su carácter protector del hígado. De sabor algo picante, se puede añadir a los arroces o a platos de carne. También a guisos. Potencia la apariencia del plato sin ser tan fuerte como los más conocidos curri y azafrán, de aspecto parecido.

El jengibre está más introducido en España gracias a la comida oriental y se puede encontrar en los puestos de verdura de los mercados. Tiene un sabor muy peculiar, difícil de definir y que les da un toque especial a las sopas. Como complemento medicinal es válido para las afecciones intestinales. Lo puedes tomar en infusión, pastillas y envasado en aceite.

También en infusión, el romero es útil para prevenir la inflamación y como calmante en casos de dolor muscular y calambre, por lo que se suele encontrar entre los remedios naturales de los deportistas.

La piña, buen diurético, indicada en las dietas poco calóricas y para las personas que retienen líquido también se utiliza en procesos inflamatorios, debido a la acción de la bromelina. Se recomienda tomarla después de comer si se padece de gases, se tienen malas digestiones y dolor de estómago.

La lechuga y otros vegetales de hoja verde, muy ricos en antioxidantes, es un remedio natural contra la inflamación. Otro clásico de las dietas sanas.

Para acabar con la lista, el aceite de Krill, un pequeño cangrejo que incluyen en sus sopas algunos países asiáticos como Corea y Taiwan . El concentrado del aceite de este crustáceo se vende en pastillas y es una fuente excepcional de Omega 3.

El brócoli, los arándanos, los germinados, el apio, las semillas de chía y de lino y las nueces destacan también por su efecto antiinflamatorio.

Los alimentos con especial efecto antiinflamatorio bloquean la formación de moléculas proinflamatorias ayudando a prevenir así numerosas enfermedades. Además, contrarrestan los radicales libres por su alta concentración en antioxidantesque se forman en el organismo a causa de los tóxicos. También ayudan a reparar el daño celular, reducen los daños en el ADN, retrasan el envejecimiento y contienen numerosos nutrientes que ayudan al organismo a realizar sus funciones correctamente.

Al tener una nutrición rica en alimentos con propiedades antiinflamatorias, no recurriremos, a la toma habitual de medicinas por síntomas o molestias indeterminadas, que no revisten gravedad. En el caso de la espalda, su especialidad, recuerda que una pastilla reduce o acaba con el dolor momentáneamente, pero no elimina su origen. Menos medicinas y una alimentación adecuada si contribuyen a mejorar la sintomatología dolorosa en particular y a tener una mejor salud en general.

Fuente:

https://www.elmundo.es/vida-sana/bienestar/2019/09/30/5d88e589fdddff606b8b4664.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de compra